GRIS, No. 8., Mayo de 2005.

Y, sin embargo, no se mueven

Por Sergio Augusto Vistrain

¿Sabían ustedes que...?

Quienes fuimos atacados por el virus de la polio podemos desarrollar debilidad muscular con el paso de los años, pues, según explica el Dr. Bruno, en su libro The Polio Paradox, durante el ataque agudo de la polio, perdimos aproximadamente la mitad de nuestras neuronas motoras (60% de las correspondientes a los miembros con secuela y 40% del resto de nuestro cuerpo), mismas que han tenido que trabajar de más para suplir a las que murieron.

 

Luego, a lo largo de nuestras vidas, y a consecuencia de ese exceso de trabajo, en el lapso de aproximadamente un año, alrededor del 14% de las neuronas que habían quedado vivas, mueren, y las que quedan han tenido que trabajar de más para suplir a las que murieron..., y así sucesivamente, hasta llegar el momento en que las motoneuronas vivas son insuficientes e incapaces de realizar todo ese trabajo que se requiere para que podamos mover nuestros músculos, a los cuales, lo único que les sucede es que “no se enteran” de que el cerebro les está enviando la señal de movimiento, es decir, están sanos y, sin embargo, no se mueven.

 

Fuente: Fuente: Richard L. Bruno. The Polio Paradox. Warner Books, USA, 2002.

 

 

Fecha de publicación: 09 de mayo de 2005.

La organización     El Síndrome Post-Polio      Testimonios     GRIS
Quiénes somos
Visión
Misión


Página de inicio