Evaluación del Síndrome Post-Polio

Frederick M Maynard & Joan L. Headley

Manual Sobre los Efectos Tardíos de la Poliomielitis, para Médicos y Sobrevivientes

(Handbook on The Late Effects of Poliomyelitis for Physicians and Survivors,

Gazette International Networking Institute, USA, 1999,

Post-Polio Health International)

 

 

Para evaluar el síndrome post-poliomielitis, uno debe establecer que un individuo tuvo poliomielitis paralítica [ver GRIS, No. 3] y que los síntomas actuales son debidos a los efectos secundarios de la poliomielitis sufrida tiempo atrás y no debido a otras condiciones médicas, ortopédicas, o neurológicas. Una evaluación comprensiva es hecha por un médico, con la ayuda de miembros de un equipo dedicado al cuidado de la salud, que tengan experiencia en la valoración y el manejo de individuos que con enfermedades neuromusculares  y/o limitaciones funcionales. Tal médico puede ser un fisiatra (especialista en medicina física y  rehabilitación), un neurólogo, cirujano ortopédico, internista, o un médico general que ha desarrollado un interés especial en los individuos que han tenido poliomielitis. El equipo dedicado al cuidado de la salud  incluye generalmente a profesionales de la rehabilitación, tales como terapistas físicos (TF), a los terapistas ocupacionales (TO) y psicólogos de la rehabilitación.

 

Uno puede establecer que un individuo tuvo poliomielitis tiempo atrás:

 

1. con una revisión  de la historia clínica que documente poliomielitis paralítica aguda.

2. deduciéndolo de una historia clásica de poliomielitis paralítica que incluya una fiebre parecida a la de la gripe, seguida por una debilidad muscular flácida asimétrica con una cierta recuperación sin que la acompañen déficits sensoriales y/o;

3. con una prueba de electromiografía que demuestre denervación y reinervación  muscular de larga duración.

 

 

Una evaluación post-polio incluye una detallada historia médica, neuromuscular, ortopédica y funcional, y un examen físico, seguido por pruebas adecuadas para diagnosticar mejor las causas medicas que pudieron ser  responsables de nuevos problemas de salud, incluyendo fatiga y debilidad.  Estas pruebas pueden incluir examen de sangre ( HC[1], suero electrolítico, pruebas de la función hepática y renal, perfil tiroideo, CPK [2], ANA[3], etc.); estudios de la conducción nerviosa (estudio de la velocidad y tamaño de las señales eléctricas que corren a lo largo de los nervios) y estudios electromiográficos (Electromiografía); y los estudios radiológicos apropiados que pueden incluir Rayos X, , TC[4], y/o MRI[5].  Si hay problemas para tragar, puede realizarse un Estudio Modificado de Deglución del Bario (MBSS). Si se sospecha de problemas para respirar, se pueden realizar pruebas de función pulmonar, un análisis de gases en sangre arterial, y/o uno de estudio del sueño. Las pruebas son determinadas de acuerdo a cada individuo.

 

Después de la evaluación, el sobreviviente de polio (y su familia, si es posible), el médico evaluador y los otros profesionales del cuidado de la salud (TR, TO y terapista del lenguaje, neumólogo, psicólogo) deberían discutir y comenzar la implementación del manejo del síndrome post-polio.

 

El médico evaluador puede referir al sobreviviente de polio con especialistas para el diagnóstico y tratamiento de las condiciones sospechosas encontradas durante la evaluación. Los resultados del examen deberían ser enviados al médico general.



[1] Hemograma completo o recuento sanguíneo completo (CBC, por sus siglas en inglés), es la medición del tamaño, el número y la madurez de las diferentes células sanguíneas en un volumen de sangre específico.

[2] CPK; Nivel de creatinfosfocinasa.

[3] ANA; Nivel de anticuerpos antinucleares.

[4] TC; Tomografías computarizadas.

[5] MRI; Mielogramas

 

 

Traducción por Ernestina Patiño, para Organización Post-Polio México, con el permiso de Post-Polio Health International (más formalmente Gazette International Networking Institute).  Organización Post-Polio México es responsable sólamente de la traducción.

 

Edición y notas de pie de página por Sergio Augusto Vistrain.

Fecha de publicación: 14 de mayo de 2005.

La organización     El Síndrome Post-Polio      Testimonios     GRIS
Quiénes somos
Visión
Misión


Página de inicio