Ejercicio en el Síndrome Post-Polio

Frederick M Maynard & Joan L. Headley
Manual Sobre los Efectos Tardíos de la Poliomielitis, para Médicos y Sobrevivientes
(Handbook on The Late Effects of Poliomyelitis for Physicians and Survivors,
Gazette International Networking Institute, USA, 1999,
Post-Polio Health International)

 

 

 

Los ejercicios de estiramiento muscular y los de movimiento articular son importantes siempre que hay debilidad muscular. Para prevenir la rigidez, donde los músculos son débiles, es importante aumentar al máximo la función y es particularmente importante en los músculos de la pared del pecho y el abdomen si existe una limitación en la capacidad respiratoria. Para prevenir la rigidez en la cadera y la rodilla es importante aumentar al máximo la habilidad ambulatoria cuando hay significativa debilidad en la musculatura de la cadera y el muslo.

 

Los ejercicios de acondicionamiento general o los ejercicios aeróbicos, específicamente para mantener o mejorar la capacidad de resistencia cardiovascular, son buenos para muchos sobrevivientes de la polio y han demostrado ser eficaces. El mejor ejercicio de resistencia es la natación, porque minimiza la tensión mecánica en los tendones y articulaciones, y le da una beneficiosa tensión al sistema cardiovascular.

 

Los ejercicios de acondicionamiento o cualquier actividad repetitiva, incluyendo la caminata, si causa dolor o sensación de fatiga muscular excesiva y debilidad aumentada, debe discontinuarse. El enfoque primario de cualquier programa de ejercicio debe estar en construir la resistencia, no la fuerza.

 

En general, músculos que están significativamente debilitados con anterioridad por la polio, responden pobremente a los programas de vigorosos ejercicios de fortalecimiento. Los ejercicios de fortalecimiento muy gradual, cuya intensidad y duración se guían por los niveles de fatiga y/o dolor del individuo, pueden llevar a modestas, pero significativas mejoras en la fuerza. El ejercicio debe enfocarse en los músculos funcionalmente importantes.

 

Un programa apropiado de ejercicios ayuda a mantener la fuerza de los músculos previamente comprometidos, y también evita sobrecargar esos músculos que previamente no se reconoció que fueron afectados. Un programa adecuado de ejercicios ayudará a minimizar la pérdida de fuerza y resistencia asociada con el proceso de envejecimiento. Se puede requerir el consejo de un profesional para diseñar un programa de ejercicios personalizado, factible y eficaz.

 

 


Traducción por Sergio Augusto Vistrain, para Organización Post-Polio México, con el permiso de Post-Polio Health International (más formalmente Gazette International Networking Institute).  Organización Post-Polio México es responsable sólamente de la traducción.

Fecha de publicación: 19 de julio de 2005.

La organización     El Síndrome Post-Polio      Testimonios     GRIS
Quiénes somos
Visión
Misión


Página de inicio