La OMCETPAC recaba demandas de sobrevivientes de la polio, 
en el marco la armonización de la
Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad
 
 
Por Sergio Augusto Vistrain
 
México, D.F., a 31 de julio de 2008. El 3 de mayo de 2008, por Decreto Presidencial, entró en vigor en México la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPCD), propuesta y promovida por la Organización de las Naciones Unidas, la cual, en tanto no se armonice a nuestra Ley General de las Personas con Discapacidad (LGPD), vigente desde el 10 de junio de 2005, coexistirá con ésta.
 
Dicha coexistencia se da en un marco jurídico (principio pro homine) que prima “la norma que confiera mayor protección legal, salvaguarde la dignidad y asegure la integridad física, psicológica, emocional y patrimonial de las personas”, por lo que las Personas con Discapacidad (PcD) pueden apelar a una normativa, o a la otra, conforme le convenga.
 
Sin embargo, y para dar mayor operacionalidad a nuestra legislación, el Congreso de la Unión está trabajando ya su la armonización de la LGPD a la CDPCD.
 
En este entorno, las organizaciones que integran el Consejo Consultivo para las Personas con Discapacidad (CCPCD), tuvieron la oportunidad de enviar a los legisladores, a través de la Comisión de Legislación y Derechos Humanos, las demandas concretas de las PcD, a fin de que éstas sean tomadas en cuenta en ese proceso legislativo.
 
La Organización Mexicana para el Conocimiento de los Efectos Tardíos de la Polio, A. C. (OMCETPAC), en cumplimiento de lo establecido en el Artículo 35 de la actual LGPD, y asumiendo el compromiso de recabar dichas demandas, ha realizado trabajos de consulta a las personas cuya discapacidad tiene su origen en las secuelas que la poliomielitis dejó en su sistema músculo esquelético, es decir, a los llamados sobrevivientes de la polio. Los resultados, expresados éstos en “demandas concretas”, que han sido remitidas ya a la instancia correspondiente, se listan a continuación:
 
Demandas de las Personas con Discapacidad
 
Las Personas con Discapacidad demandamos…
§        Que en el proceso de armonización de la Ley General de las Personas con Discapacidad a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, propuesta por la Organización de las Naciones Unidas, se tome a la segunda como base y se conserven de la primera los derechos que convengan a las PcD, de acuerdo con el principio pro homine.
§        Que se sistematice la expedición del Certificado de Discapacidad Permanente, y que éste incluya una calificación del tipo y grado de discapacidad de la persona.
 
Niños y niñas con discapacidad
§        Un futuro seguro, es decir a que, en caso de muerte del tutor tengan asegurado el acceso gratuito a los servicios de salud, educación e integración social, hasta que sea necesario, según el tipo y grado de discapacidad del niño.
§        Que sus padres reciban la capacitación y el apoyo psicológico para propiciarles el ambiente más propicio para su desarrollo e integración social.
 
Toma de conciencia
§        Que se difunda en la sociedad entera una cultura de respeto y valoración de las PcD, a través de la inclusión del tema en todos los niveles educativos, desde el jardín de niños, hasta la universidad.
§        Que las PcD reciban información y educación sobre sus derechos y la forma de hacerlos valer.
 
Accesibilidad
§        Que se destine un presupuesto a garantizar la accesibilidad, en términos arquitectónicos, a cualquier lugar, comenzando por los edificios de las instituciones de atención a la salud, a la educación y oficinas de gobierno.
§        Contar con lugares para estacionamiento, exclusivos para las PcD y que se obligue a los demás conductores al respeto de éstos.
 
Movilidad personal
§        Que se otorguen estímulos fiscales a medios de transporte que brinden descuentos a PcD.
 
Educación
§        Que la educación especial a PcD sea impartida en lugares adaptados para ellas y que el personal que la imparta cuente con la capacitación especializada para el caso.
 
Salud
§        Que en todo el territorio nacional se establezcan diversos centros hospitalarios con las especialidades médicas para brindar habilitación y rehabilitación de Personas con Discapacidad.
§        Que se establezcan programas de salud preventiva de los efectos secundarios de las discapacidades, y los efectos tardíos (ejemplo: síndrome postpoliomielitis) de las enfermedades que fueron la causa de las discapacidades (ejemplo: poliomielitis).
§        Que se realicen programas de capacitación sobre la discapacidad y sus efectos secundarios, dirigidos éstos a personal médico y paramédico, a fin de prevenir dichos efectos.
§        Que se garantice el acceso de las Personas con Discapacidad a los servicios de salud. Si viven en áreas rurales, que se brinden apoyos para la transportación y estancia en la ciudad más cercana que cuente con los servicios especializados para su atención.
§        Que los gastos en aparatos ortopédicos y apoyos funcionales, así como tratamientos médicos, sean deducibles de los impuestos de quien los pague o patrocine.
§        Que se establezcan mecanismos de apoyo financiero para la compra de aparatos ortopédicos y apoyos funcionales, especialmente para las PcD de menores ingresos.
§        Que todas las instituciones de salud cuenten con lugares para estacionamiento, exclusivos para las personas con discapacidad, ubicados éstos en los lugares más apropiados para facilitarles el acceso, y que se obligue a los demás conductores a que los respeten.
§        Que se establezcan e implementen programas para la detección temprana de posibles causas de discapacidad.
§        Que en todas las instituciones de salud se establezcan e implementen programas específicos para la atención integral (habilitación, rehabilitación, atención psicológica, capacitación, educación especial, órtesis y prótesis, etc.) de las personas con discapacidad.
§        Que las instituciones de salud implementen programas de concientización sobre la discapacidad, a fin de que la población en general comprenda que las personas con discapacidad no están imposibilitadas para convivir, para aprender, para trabajar y para participar en casi todas las actividades que realizan las personas que no la padecen.
§        Que se otorguen estímulos fiscales a las empresas que brinden descuentos especiales a las PcD, en la compra de medicamentos y servicios médicos.
§        Que exista un “buzón ciudadano” para que las personas con discapacidad puedan dirigirse, tanto a los legisladores, como a la propia Secretaría de Salud y exponer sus necesidades, sugerencias y quejas, para tener el servicio que requieren.
 
Habilitación y rehabilitación
§        Que los servicios de atención en rehabilitación tengan en cuenta a la persona, de manera integral, es decir, se le valore y atienda en todos los aspectos que tienen que ver con la discapacidad que presenta.
§        Que se establezcan programas de seguimiento continuo de la evolución de la discapacidad de cada persona que la padece, tales que aseguren una mejoría continua, o eviten un deterioro paulatino mayor.
 
Trabajo y empleo
§        Que se capacite a los médicos del trabajo en el conocimiento de los síndromes y padecimientos discapacitantes, que se van reconociendo y definiendo por la ciencia médica, a fin de que ellos los puedan considerar al momento de valorar la capacidad o incapacidad de quienes los padecen.
§        Que se capacite a todas las empresas y organizaciones sobre los derechos de las PcD, así como de las obligaciones que les toca cumplir con éstas.
§        Que se sancione a las empresas y organizaciones que, por razones de discapacidad, nieguen a las PcD su contratación o las despidan, pudiendo cumplir con los requerimientos del puesto.
§        Que se establezca un porcentaje obligatorio de PcD, dentro de la nómina de toda empresa y organización.
§        Que se brinden estímulos fiscales a todas las empresas y organizaciones que faciliten a sus instalaciones la accesibilidad de las personas con discapacidad.
§        Tener la posibilidad de obtener una jubilación anticipada, dependiendo de las condiciones de la persona, relacionadas éstas con su discapacidad (tipo y grado), considerando que quienes la padecen, por padecerla, sufren un desgaste más allá de lo normal, además de que tienen sufragar gastos que no tienen las personas sin discapacidad.
§        Que las PcD puedan realizar su trabajo bajo condiciones favorables para el desempeño de sus funciones y su desplazamiento dentro de las instalaciones de la empresa u organización donde preste sus servicios.
§        Que se estimule y apoye la creación de empresas o industrias operadas por PcD, a través de programas de capacitación y financiamiento.
 
Participación en la vida política y pública
§        Que los legisladores y autoridades, siempre que vayan a promulgar leyes o reglamentos, o establecer políticas de estado a favor de las personas con discapacidad, las consulten, recabando de ellas información relativa a su problemática y sus necesidades específicas.
§        Que se establezcan mecanismos para dar a conocer al gobierno sus necesidades y su problemática, de manera que éste, a su vez, desarrolle políticas a favor de las PcD y que, para ello, no sea necesario que éstas pertenezcan a una asociación alguna.
§        Contar con un buzón ciudadano para denunciar a personas o instituciones que violen sus derechos, así como para hacer reconocimientos a quienes los preserven y respeten.
 

Cabe decir que dichos trabajos de consulta fueron realizados en dos entornos, a saber, un "círculo de lectura", donde participaron miembros y amigos de la OMCETPAC, y una reunión con el grupo de ex– pacientes/alumnos de la Clínica Primavera [1], en la que, además de los trabajos de consulta, la organización tuvo oportunidad de informar sobre la “Clínica de Atención Integral en Síndrome Post Polio”, y revisar los artículos de la propia CDPCD, que fueron del mayor interés para todos los asistentes, por lo que expresamos por este medio nuestro agradecimiento y reconocimiento a la inconmensurablemente valiosa y entusiasta colaboración, participación y apoyo, de Fabiola Huesca, Antonio Obregón, Laura Romero, Jorge B. Trujillo, Alejandra Carbajal, Lidia Benítez y, de manera especial, de los ex–pacientes/alumnos de la Clínica Primavera y demás personas que estuvieron presentes en ambos momentos, y a quienes exhortamos a mantener estos lazos, que esperamos sean por siempre de beneficio para todos ustedes y sus familias.

 

 
Muchas gracias,
 

[1] Para los entonces niños que fueron víctimas de la poliomielitis durante la epidemia de los años 50’s y 60’s, la Clínica Primavera fue uno de los pocos centros de atención integral, que les brindaba, además de atención médica rehabilitatoria, educación básica y capacitación para enfrentarse a un mundo que en esos tiempos era particularmente hostil y difícil para las personas con discapacidad en general, y donde los pacientes/alumnos establecieron fuertes lazos de una más que especial amistad, que hasta hoy perdura.

La organización     El Síndrome Post-Polio      Testimonios     GRIS
Quiénes somos
Visión
Misión


Página de inicio