Capítulo 4: Problemas y limitaciones por las secuelas
Primera Encuesta Iberoamericana sobre las Condiciones de las Personas Afectadas por la Poliomielitis;
Resultados preliminares
 
Por Sergio Augusto Vistrain
 

Las secuelas que deja la polio, al afectar, como se dijo antes (ver figura 5 en capítulo 02), preponderantemente las piernas, representan para el paciente problemas principalmente problemas de debilidad en esa parte del cuerpo (83%), así como cojera (73%).

 

El tercer problema más frecuente en las personas afectadas por la polio encuestadas es la desviación de la columna (71%), padecimiento éste que puede corresponder a la llamada “escoliosis paralítica neuropática secundaria a una poliomielitis”[1] y que puede “deberse a [...] parálisis de los músculos en un lado de la columna, o tener una extremidad inferior más corta que la otra"[2].  Estos dos factores, el acortamiento de una de las piernas, así como la debilidad en los músculos del tronco se encuentran, de hecho, entre los problemas más comunes entre este tipo de pacientes como puede observarse en la tabla 1.


Tabla 1 (leer nota 1).
 
Con respecto a las deformidades en el pie, la más frecuente es el pie cavo (32%), seguido del pie equino varo (30%) y el pie equino valgo (24%). La menos frecuente es el pie talo (11%), es decir las que están relacionadas con las raíces nerviosas L4, L5 y S1  (ver figura 5 en capítulo 02).
 
Llama la atención la proporción de personas que presentan Genu Recurvatum (31%), aunque no debe extrañar si consideramos el hecho de que la proporción de personas con secuelas en específicamente el dermatomo S2 está entre las más altas (ver figura 5 en capítulo 02).
 
En cuanto a la debilidad en otras partes del cuerpo (además de las piernas), los músculos del tronco (32%) y de los brazos (31%), así como de los hombros (26%) y las manos (25%), resultaron afectados en al menos una cuarta parte de los encuestados.
 
Por lo que respecta al lado del cuerpo con mayores problemas, la generalidad de los casos estudiados sugiere una preponderancia por el derecho. Las excepciones a esta regla son los músculos del tronco que son afectados a ambos lados (74%) y la cadera flexa, que es más frecuente en el lado izquierdo (39%).
 
Por otra parte (ver tabla 2), entre las limitaciones que les han implicado las secuelas de la polio, las personas encuestadas reportan como las más frecuentes la capacidad para hacer deporte (79%), para subir escaleras (77%), para hacer ejercicio (75%), para caminar o movilizarse de un lado a otro (73%) y para cargar cosas (70%).
 
Realizar actividades manuales finas, como escribir, atarse los zapatos (19%), sujetar objetos ligeros con la mano (15%), vestirse, la parte superior del cuerpo (14%), peinarse (13%) y tomar los alimentos (12%) son las actividades para las cuales es menor la proporción de personas que tienen limitaciones.
 
A excepción de hacer deporte, prácticamente todas estas limitaciones han afectado a los encuestados de manera "parcial".
 
Tabla 2 (Leer nota 2).
 

Por otro lado, en los aspectos como el ser económicamente autosuficiente (28%), ser feliz en la vida (28%), tener hobbies o entretenimientos (26%), relacionarse con los demás (24%), tener y sostener una familia (23%) y hacer una carrera profesional (22%), e incluso el tener vida sexual (20%), en tanto manifestación de la necesidad de pertenencia y amor, las personas encuestadas reportan limitaciones en una proporción que se antoja mínima (de 20% a 28%). Sin embargo, porque podrían estos aspectos considerarse los más íntimamente relacionados con los llamados "satisfactores" de las necesidades humanas que Maslow denominaba "superiores"[3]las cifras sugieren que el asunto debe ser analizado con detenimiento y profundidad, por las serias, muy serias, implicaciones que dichas limitaciones pudieron haber representado para los afectados, aún cuando la afectación haya sido sólo parcial, como ocurre, según se aprecia en la tabla 2, la mayor parte de las veces.

 


Notas:

1. En la tabla 1, la columna "Sí" representa representa el porcentaje de pacientes que sí han tenido los problemas enlistados. Los porcentajes de esa columna suman más de 100% porque un paciente puede reportar más de uno de esos problemas (respuestas múltiples). Las últimas tres columnas ("Lado Izquierdo", "Lado derecho" y "Ambos lados") representan, para cada problema (cada línea), el porcentaje de personas que reportan problemas en el lado izquierdo, derecho o ambos, del cuerpo. Estos porcentajes suman, para cada problema, 100%, ya que las categorías de respuesta son mutuamente excluyentes (respuesta única).
 
2. En la tabla 2, la columna "Sí" representa representa el porcentaje de pacientes que sí han tenido las limitaciones enlistadas. Los porcentajes de esa columna suman más de 100% porque un paciente puede reportar más de una de esas limitaciones (respuestas múltiples). Las siguientes dos columnas ("De manera parcial" y "De manera total") representan, para cada limitación (cada línea), el porcentaje de personas en quienes la limitación es parcial o total. Estos porcentajes suman, para cada limitación, 100%, ya que las categorías de respuesta son mutuamente excluyentes (respuesta única).
 
* Diferencias estadísticamente significativas entre columnas (p < 0.05)

Fuente: Primera Encuesta Iberoamericana sobre las Condiciones de las Personas Afectadas por la Poliomielitis; Resultados preliminares. Ponencia presentada en las Jornadas “La nueva situación de las personas afectadas por la polio”. Madrid, España, Octubre de 2010.


[1] Bruce Salter, Robert (2001). Trastornos y lesiones del sistema musculoesquelético; Introducción a la ortopedia, fracturas y lesiones articulares, reumatología, osteopatía metabólica y rehabilitación. Masson,  Barcelona, España (p. 400).

[2] Tortora & Gravowsky (2002). Principios de anatomía y fisiología. Oxford University Press. México. Novena Edición (p. 218).

[3] Maslow H. Abraham (1991). Motivación y Personalidad. 3ª edición. Ediciones Díaz de Santos, Madrid, España (p. 87).

 


Volver al índice 

La organización     El Síndrome Post-ºPolio      Testimonios     GRIS
Quiénes somos
Visión
Misión


Página de inicio